Sobre Ruedas
Artículos

Si bien el momento óptimo para cambiar el auto depende de las necesidades y presupuesto de cada conductor, existen tres razones por las que los usuarios deciden comúnmente vender su vehículo y comprar uno nuevo, semi nuevo o usado

1. Altos gastos de mantención

Los expertos aseguran que a los tres años, o alrededor de los 60.000 kilómetros, los autos requieren de mayor mantenimiento debido al desgaste de los componentes internos. Por esta razón, es este el tiempo en que la mayoría decide vender su auto.

“Muchos usuarios prefieren vender sus autos antes de las mantenciones caras, luego de los 60.000 kilómetros, en ese sentido les conviene renovar su automóvil entregándolo en parte de pago y pagando una diferencia”, señala Daniel Rubio, jefe de marketing de Salazar&Israel.

El profesional agrega, “recibimos este tipo de usuarios muy seguido y la ventaja que les entregamos es que pueden dejar su auto en parte de pago y salir ese mismo día con otro, dependiendo de la modalidad de pago”.

2. Devaluación por el paso de los años

Comprar un auto es para muchos una gran inversión. Sin embargo, es también uno de los bienes que más rápido se devalúan, ya sea por los años, kilometraje, desgaste mecánico o condiciones del mercado.

Los especialistas concuerdan en que, en promedio, un auto pierde un 20% de su valor inicial tan solo con salir de la vitrina. Mientras que, por año, un vehículo se desvaloriza entre un 5 y 7%.

Rubio explica que un factor que devalúa un auto es el lanzamiento del nuevo modelo o cuando de descontinúa su producción.

“Es importante que los conductores sepan cuándo va a ser lanzado el nuevo modelo de su vehículo o si es descontinuada su producción, ya que se desvalorizan los autos que van quedando más obsoletos por su tecnología o porque dejan de fabricar sus repuestos, lo que aumenta las mantenciones y disminuye el valor de mercado del auto”, afirma.

3. Un nuevo integrante en la familia

El cambio en las necesidades del conductor es sin duda una de los detonantes principales en la venta de un auto. Cuando un automóvil deja de cumplir la función para la cual estaba destinado, es claramente la mejor señal para saber que es momento de ponerlo en venta.

Así, quienes comienzan a realizar deportes outdoor probablemente necesitarán un vehículo que los traslade con las características de un todo terreno.

Lo mismo sucede, por ejemplo, cuando se suman nuevos integrantes a la familia, donde un sedán o citycar ya no cumplen con la amplitud necesaria para garantizar la seguridad de todos, más aún con la nueva ley que obliga el uso de sillas de niños.

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos